Ha llegado la hora de SimplificarMe

 

keeping-it-simple-1¡Hola! En primer lugar quiero darte la bienvenida a este blog. Si has decidido que vas a dedicar un poco de tu tiempo a leer lo que escribo aquí no puedo más que darte las gracias.

Realmente el objetivo de este blog es muy simple: poner en orden mis ideas y que me sirva de diario, referencia y recordatorio en este proyecto que comienzo hoy, el de simplificar mi día a día.

Verás, con el tiempo, de alguna forma mi vida se ha vuelto muy compleja, no por nada en concreto, de hecho todo me va bien: he cumplido 40 años hace poco junto a mi mujer a la que amo; hace dos años y medio tuve una hija, Paula, que es la luz de mi vida, y profesionalmente me va estupendo (de hecho estoy en un momento de crecimiento y cambio). Vamos, que no me puedo quejar.

Lo que sucede es que la vida es muy complicada en general, hay muchas cosas que hacer, muchas responsabilidades, muchos compromismos… y lo peor es que no tiene pinta de mejorar. Me he dado cuenta que lo que mueve mi vida, el motor de mi día a día es “lo que debo/tengo hacer” y cada vez tengo más abandonado “lo que quiero hacer”. Digamos que tengo la sensación de que “he perdido el foco” en lo que es realmente importante.

Vivimos en una sociedad que nos ha hecho creer que la ecuación de a felicidad gira entorno a la abundancia medida por volumen, por la cantidad por encima de la calidad. Vivimos acumulando recuerdos y objetos que guardamos por lo que puede que quizá suceda en un futuro.

Miro a mi alrededor y yo mismo soy un ejemplo perfecto de que creemos en esa ecuación: mi casa está llenísima de cosas que no uso desde hace años y que probablemente no vuelva a usar, hasta el punto que tengo sensación de hacinamiento: libros y cómics que ya he leído y que no voy a releer, infinidad de CD’s que ya no escucho porque soy usuario de Spotify, ropa que llevo años sin ponerme… que narices, tengo hasta una máquina para hacer magdalenas que me regalaron y que no he usado jamás! (me encanta cocinar), y por si fuera poco tengo una afición (de la que ya te hablaré en una futura entrada) de la que soy coleccionista, lo que me ocupa estanterías y estanterías de algo que simplemente está ahí.

Pasamos tanto tiempo preocupados por el futuro y arrepintiéndonos por el pasado que no hay espacio para disfrutar el presente.  -Eduard Punset

En lo digital la cosa no mejora: Entro en mi ordenador y mi escritorio es un auténtico desastre. Tengo el disco duro lleno de archivos que guardo “por si acaso” y “que algún día revisaré”, y por supuesto. tengo gigas y gigas de fotos que no he vuelto a mirar.

capeEscribiendo esto no puedo dejar de pensar que si en lugar de miles de fotos tuviera solo unas decenas, probablemente las miraría mucho más.

Sinceramente creo que me he dejado llevar por ese consumismo acumulativo, por esa falsa ecuación de la felicidad descuidando la calidad en pro de la cantidad, y por esa vorágine de estímulos a la que nos vemos sometidos constantemente que nos sobreactiva, nos infoxica y nos impide simplemente parar para reparar.

Para mí ha llegado el momento de recuperar ese foco, de hacer algo de forma activa para eliminar de mi día a día esa sensación de estar constantemente en guardia. El camino es simple (que no fácil) y se basa en dos premisas básicas:

  1. Menos es más.
  2. Calidad y significancia por encima de cantidad.

Por suerte creo que tengo un factor muy a favor mío: mi experiencia laboral. Verás, soy consultor de empresa y formador para equipos directivos desde hace una década. Algunos incluso denominan lo que hago como Coaching, aunque yo me resisto a describirme como tal por una cuestión de simple ética profesional.

Sea como sea, lo que voy a hacer es poner al servicio de este proyecto personal/vital, todos esos conocimientos y experiencia que he acumulado a lo largo de diez años de carrera.

Para terminar sólo me queda darte las gracias de nuevo por entrar en mi blog y por leerme. Ha llegado la hora de SimplificarMe.


Cuéntame ¿Has pasado o estás pasando por algún proceso similar?, ¿Tienes algún consejo que darme? (¡toda ayuda es bienvenida!), ¿O quizá quieres hacerme alguna pregunta?

No lo dudes y deja un comentario. ¿Charlamos?

 

 

Anuncios

Un comentario sobre “Ha llegado la hora de SimplificarMe

  1. Pues me acabas de describir: esos cómics criando polvo, esas películas en la estantería, esa sensación de que el tiempo pasa y no haces nada… Ese saberte infeliz y no saber por donde arreglarlo. Lo de simplificar mi vida es algo que llevo tiempo pensando y de tanto en tanto intento llevarlo a la práctica pero es realmente difícil desprenderte de todo y no caer en el consumismo. La sociedad tira de mi a mi pesar. Espero que cumplas el objetivo. En todo caso, pienso seguirte en este blog. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s