SimplificarMe en mi hobby: los videojuegos

kisspng-video-game-gamepad-joystick-icon-the-game-console-5a71d9e5ad9a66.7971149115174107897111.pngNo se si le pasa a todos los videojugadores pero actualmente me encuentro en un punto de inflexión. Verás, AMO los videojuegos, así, en mayúscula; forman parte de mí, son mi principal hobby junto a la música, podría decirse que son algo esencial en mi vida .

Tengo MinimalVG, un blog en el que disfruto de escribir sobre ello, Administro el Grupo de Facebook Ludonautas del que no me canso de decir lo orgullosísimo que estoy de su comunidad (afirmo sin temor a equivocarme que tenemos una de las comunidades sobre videojuegos más sanas de todas las redes sociales). También soy miembro del Podcast La Taberna del Androide en el que lo pasamos genial grabando, hablando, debatiendo y analizando la industria…  y además soy coleccionista. Tengo una colección potente, sin ser gigante, pero lo suficientemente grande para ocupar 5 estanterías Billy (qué haríamos sin Ikea) con sus respectivos altillos.

Sin embargo llevo ya un tiempo en el que hay algo que no encaja, no sé que es, no se definirlo, pero no puedo quitarme la sensación de que no estoy abordando bien esto de los videojuegos. Es como ver algo por el rabillo del ojo, está ahí y molesta, pero cuando intentas enfocarlo no hay manera.

Lo qué sí tengo clara es la sensación de que esto se me está escapando de las manos. No por descontrol, si no porque creo que he caído de lleno en ese ritmo ultra-acelerado que lleva la industria.

Y es que si hablamos de videojuegos la sensación de urgencia lo envuelve todo: la industria en general va pasada de revoluciones y arrastra todos: a los usuarios, a las webs, bloggers, los YouTubers.. ¡a todos!. Ese foco en la novedad, en lo inmediato, creo que está pasando factura, al menos a mí.

gladosPara que me enteiendas voy a ponerte un ejemplos: me cuesta mucho empezar un juego de rol, un JRPG o un juego de mundo abierto a causa de su duración. Tengo pendiente The Witcher 3, NIeR, Subnáutica, Xenoblade Chronicles 2, Persona 5… y los tengo sin empezar o abandonados porque pienso “en el tiempo en que me juego cualquiera de estos, me da para jugar a 7 juegos más cortos”; y aunque realmente lo que me apetece es jugar a estos títulos! ahí siguen, en la estantería. Qué triste…

 

¿Esta es la forma de enfrentar un videojuego? sinceramente creo que no, creo que no lo estoy haciendo bien, y no es culpa de la industria (que es la que es y como es) si no mía, que me he dejado arrastrar por la corriente de una falsa urgencia, por la vorágine de lo inmediato, por intentar seguir un ritmo que simplemente no puede ser seguido a no ser que te dediques a ello en cuerpo y alma.

Quizá la mejor forma de describirlo es que hay tanto a lo que jugar que juego pensando ya en el siguiente videojuego, sin disfrutar realmente de lo que pasa en pantalla. Más que jugar a videojuegos lo que hago es devorarlos, los engullo como el que come una hamburguesa de tres bocados porque tiene prisa y el resultado es exactamente el mismo que en la metáfora, se me quita el hambre, pero no los saboreo, no los disfruto. A veces alguno me gusta tanto que sí, me detengo un poco más en él, pero esa es la excepción y no la norma.

Y por fin nos acercamos al “quid” de la cuestión, porque esta precipitación descontrolada también ha infectado (y digo infectado con toda la intención) la otra parte del mundillo que me apasiona, el coleccionismo.

A día de hoy, el coleccionismo de videojuegos se basa en ir rápido, se ha convertido en una especia de competición por ver quién consigue el siguiente objeto de deseo: “corre que sale una edición especial y los hijos de perra de los especuladores van a revender al doble de su precio, así que resérvala y cómpratela el primer día (aunque no lo juegues en años), porque si no lo haces no la vas a encontrar”. En lo retro pasa más o menos lo mismo, “los precios suben cada día tío/a, así que aprovecha y compra los juegos ya, aunque no tengas intención de jugarlos porque en unos meses valdrán el doble”.

Coleccionar hoy en día es muy caro y no solo en dinero (que también) si no por tiempo: coleccionar implica estar al día, estar pendiente del mercado y buscar en EBay, en foros, en Wallapop… Y si tu colección es grande tienes que ordenarla, llevar un registro de lo que tienes y muchas cosas más, que cualquier coleccionista ya conoce. Todo ese tiempo que inviertes adivina de donde sale… efectivamente,  principalmente del tiempo de jugar.

 

colección

Ya me estoy alargando demasiado (gracias por llegar hasta aquí), pero antes de terminar te voy a pedir que hagas un pequeño ejercicio conmigo: ve a tu estantería de juegos, mira los juegos de PS2, Dreamcast, Game Cube, Xbox 360… de cualquier consola (es igual si es actual o de pasadas generaciones) y busca alguna de tus grandes cuentas pendientes, ese juego de 9 o 10 al que aún no has jugado pero que sabes que es maravilloso ¿Lo tienes?. Yo en mi caso tengo tres en las manos: Okami (la versión en HD de Xbox One) y The Witcher 3 (también para Xbox One) y Super Mario Galaxy (Wii). Bien pues ahora pregúntate a que vas a jugar este septiembre, si a uno de esos juegos que sabes que son increíbles ¡y que tienes en la mano!, o si por contra por contra estás esperando a que salgan Shadow of the Tomb Raider o Spiderman.

El tiempo es, sin jugar a dudas, la materia prima más preciada en el ajetreado mundo del videojuego. -Tom Kalinske

Yo me siento así, tengo muchísimos juegos geniales a los que jugar esperando en mi estantería… pero todo apunta a que este Septiembre voy a invertir mi tiempo en el nuevo juego de Lara Croft que ya sé que no va a pasar del 8 justito.

Piénsalo, porque esto es algo tan grave y terrible como suena: semana a semana, mes a mes, compramos juegos y nos dedicamos a acumularlos ya que muchos de ellos no van a ser jugados, los compramos por el simple hecho de tenerlos disponibles “por si nos apetece jugar”, y a aquellos a los que sí decidimos dedicar un poco nuestro tiempo los devoramos lo más rápidamente posible sin saborearlos, porque tenemos prisa por terminarlos ya que el mes que vienen salen otros cinco juegos que nos apetece jugar, pero que a bien seguro acaban colocados en la estantería.

Bien, pues yo me bajo del carro, ¡no de los videojuegos!, si no de esa vorágine, de esa precipitación, porque ha llegado el punto en el que esa celeridad por todo hace que tenga la sensación de que se está abusando de nosotros, de que “se sabe” que todo va demasiado rápido, y que este torbellino de publicidad y estímulos constantes impide que nos detengamos a pensar; y que realmente no interesa que nos paremos y recapacitemos, porque si lo hacemos todo esto se va la mierda. Porque es esa velocidad es la que mueve el dinero en esta industria, es lo que mantiene los billetes circulando.

No se si le pasará a más gente pero yo estoy en un momento en el que tengo la sensación de que tengo que SimplificarMe también en este aspecto y cambiar la relación que tengo con mi hobby a todos los niveles: desde los hábitos de consumo, hasta la forma en la que encaro el ponerme a jugar para disfrutar de cada una de estas pequeñas obras de arte digital, pasando, por supuesto, por el coleccionismo. Todo está relacionado.

gaming

Este momento de cambio gira en torno a volver a disfrutar plenamente de los videojuegos, de enfocarme en lo realmente es importante, que es jugar,  y prescindir de (o al menos reducir) todo ese “ruido” que nos rodea cada día. Porque para disfrutar de los videojuegos de verdad hay que Jugar a Videojuegos y no se el resto de videojugadores pero yo cada vez leo más, veo mas videos por YouTube o Twich, colecciono más, y escribo más por redes sociales… y a cambio juego menos.

El mundo al revés.


Y tú ¿Te pasa algo parecido con tu hobby? (no tiene porque ser los videojuegos, quizá libros, o películas…). Si eres coleccionista ¿Como llevas el coleccionismo?. Y si eres videojugador/gamer ¿Qué opinas de esa celeridad de la industria de la que hablo en esta entrada?

No lo dudes y deja tu comentario ¿Charlamos?

 

Anuncios

9 comentarios sobre “SimplificarMe en mi hobby: los videojuegos

  1. Estoy totalmente de acuerdo en lo que dices, actualmente estamos así, seguro que todos, con una lista interminable de pendientes e incluso la mayoría de ellos adquiridos, pero aún asi compramos el tipico juego nuevo que sale, simplemente por ser la novedad, me pasa! Te digo más, este mes sale Spiderman y Spyro, y estoy seguro de que el segundo lo jugaré el dia de salida y poco más porque estaré enganchado a las aventuras del hombre araña, me conozco, y el dragón morado quedará en la estanteria probablemente hasta… Enero? Si eso, cuando no haya juego nuevo al que jugar
    Pero al mismo tiempo me habrá quitado tiempo del Recore, Alice Madness Returns, Catherine…. Los miles pendientes que aún siguen ahí…
    A pesar de eso, seamos sinceros, seguiré comprando las novedades, soy demasiado “impulsivo” en esas cosas, y me encanta tener lo último, por eso te admiraré si como dices, te bajas del carro en ese aspecto.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Dani,

      Esa impulsividad que dices, disfrútala leches, que eres muy joven aún. Yo por mi parte, creo que debo cambiar esta tendencia. Irás viendo avances en este blog así que te invito a que le eches un vistazo de tanto en cuanto.

      Espero que estés orgulloso cuando veas el cambio que voy a pegar (bajarme del carro 😉 )

      Que no se te olvide jugar!!!
      Un abrazo!

      Me gusta

  2. Bueno. Diré que pase una vez por eso cuando tenia pc y se debía a la piratería. Tenia tanto juegos que no sabia a que jugar. Así que paso a paso comencé a dejar la piratería. Ya habían demasiadas buenas ofertas para tener que seguir recurriendo a ella. A eso le sumamos que soy pobre, no tengo todo el dinero del mundo para gastarlo en juegos. Y creo que lo prefiero así. Porque gracias a eso suelo jugar a los juegos dos veces como mínimo. Y para cuando ya he disfrutado bastante de los que tengo, los que deseaba más ya estarán a un buen precio. Los juegos no se harán peor porque pasen los años. El Arkham Knight lo jugué el año pasado y me pareció una bestia de juego.

    Más tiempo para los juegos que ya tenemos, que comprar a prisas tiene sus desventajas. 😀

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Miguel,

      Lo de la piratería es totalmente cierto, de hecho yo pasé por una situación calcada a la que describes durante la época de PSX; y sí, ahora mismo me siento bastante de la misma forma.

      Tengo que poner remedio a esto, y por eso este proyecto!.

      Saludos y gracias por pasarte por el blog.

      Me gusta

  3. Nos pasa a mucha gente, y es que como en todo lo de la vida, las cosas van demasiado deprisa, la sociedad del consunmo rápido. Nuestra vida frenética hace que no disfrutemos de nada actualmente y esas experiencias son las que perdemos y las que no podremos contar a los nietos.
    Haces bien en parar y reflexionar, en bajarte de la vorágien… muchos deberíamos hacerlo para poder mirar alrededor y preguntarnos el porqué de la situación en la que nos encontramos… hay que parar.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Rekothereaper,

      Yo creo que ya he llegado a mi límite. Este proyecto de SimplificarMe va de, entre otras cosas, reducir además de no acumular, así que te puedes imaginar por donde van los tiros en lo que a mi colección se refiere.

      Un saludo y gracias por leerme!

      Me gusta

    1. Hola NeoJ,

      El problema es que la propia industria nos empuja a olvidarlo rápido. Esta mañana mismo, en un grupo de WhatsApp un amigo decía que este mes de había comprado Dragon Quest XI, Spiderman, Zone of the Enders 2 y que seguro se iba comprar Tomb Raider y Xenoblade 2 Torna… suma el dinero que es eso, y es literalmente imposible jugar a todo eso en el mismo mes. Un sinsentido.

      Lo dicho, esta vorágine mediática más que invitarnos a comer, nos empuja a ello.

      Saludos y gracias por el comentario!

      Me gusta

  4. Lo siento igual que tú. Esa vorágine solo beneficia a una de las partes que son las empresas de videojuegos, pero no a ti. Comprando el primer día no sabes si el juego es tan bueno como esperabas, sale a precio completo, haces de betatester detectando todos los bugs que no han mirado y, encima, si te gusta los DLCs los tendrás que pagar aparte. Parece mucho más razonable esperar y que el juego esté bien, completo y con mejor precio.

    Además, vaya calidad la de un juego si solo vale durante la primera semana. Nos venden auténticos cambios y mejoras gráficas brutales pero, una vez las desarrolladoras tienen el dominio del hardware de la consola, cambia muy poco durante toda la generación, aunque nos vendan lo contrario. Es decir, si ahora alguien empieza a jugar The Witcher III ¿Se va a encontrar un juego sobrepasado por los lanzamientos actuales o, por el contrario, seguirá siendo un juego puntero, posiblemente mejor que ninguno de los que vayan a salir estas navidades?

    Pero llegar a estas conclusiones no es fácil ante la maquinaria de las editoras-distribuidoras-prensa, que tienen interés en vender el último juego aunque sea peor que todos esos que aún no has jugado pero sí pagado o, que lo compres por un tercio del precio inicial.

    ¿Pasos a seguir? Cuatro juegos estas navidades, uno por mes que jugaré y punto. Cuando los acabe me plantearé otros.

    Muy buena reflexión.

    Saludos fremen.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s